lunes, 22 de abril de 2013

[Tutorial] Planchado II: Hama Beads 2D de varias placas MIDI

Tras haber dado los pasos básicos para planchar un Hama Bead MIDI en 2D de un tamaño pequeño, es decir que quepa dentro de una placa, ahora vamos a pasar a lo siguiente: planchar un hama bead MIDI pero que ocupe más de una placa.

Lo primero que quiero indicar es que, cuanto más grande sea el Hama Bead, más trabajo costará plancharlo, y simple y llanamente por termodinámica pura y dura. Cuantos más piezas haya que planchar, más calor hará falta darle a todas y cada una de ellas.

Así pues, mi recomendación inicial y personal es que nunca planchéis un hama bead de más de 4x4 placas, e incluso éste ya es grande. Lo suyo sería poder planchar de 2 en 2 placas, sobre todo a la hora de empezar, ya que suelen surgir varios problemas que comentaremos más adelante.

Voy a explicar recomendaciones y trucos para planchar hama beads de gran tamaño, en plan que ocupen 8 ó 10 placas de ancho, por ejemplo, pero si vuestra composición ocupa 2x1 o 4x4 podemos pasar directamente al apartado "planchado 1".

Dicho esto vamos a empezar por el principio.

Elaboración de la primera pieza 

Una vez tengamos el diseño que hemos elegido, lo comenzamos por un lateral. Vamos realizando el dibujo sobre las placas que elijamos como si fuesen piezas de un rompecabezas. Veamos el ejemplo que os pongo en la imagen.

Podemos ver que he usado 2 placas para hacer la primera "pieza" que serán la cabeza de Trunks y una parte de su pierna. Lo señalado como amarillo es lo que denominaremos "zona de enganche". El hama bead completo continuará hacia la izquierda de las placas, pero nosotros dejaremos 2 ó 3 hileras de "pinchos" desde el borde izquierdo de la última placa que usemos.


Esto es porque a la hora de planchar, si colocamos los hama beads hasta el final, corremos el riesgo de que se planchen de una forma no deseada, por ejemplo, que se planchen demasiado o que no solo se fundan un poco por la parte superior, sino también por el lateral. Así que, para evitar estos problemas, nos curamos en salud y dejamos esas hileras.

Planchado 1

Una vez hayamos completado la pieza, procedemos a plancharla. El procedimiento es exactamente el mismo que en el caso de hama beads 2D de una sola placa, pero tenemos que tener en cuenta un par de diferencias importantes.

Como he dicho anteriormente, al ser más grande seguramente cueste más fundir las piezas del centro. Esto nos pone en un aprieto ya que los bordes corren el riesgo de plancharse demasiado (ya que reciben más calor que el centro), por lo que tenemos que tener mucho cuidado con ello.

Mi recomendación es o bien ir planchando pocos segundos en cada dirección para evitar dar calor siempre al mismo borde, o bien una vez tenemos los bordes a nuestro gusto, usar la zona estrecha de la plancha para calentar el centro mientras el "culo" lo dejamos un poco elevado sin que toque los bordes del dibujo.

Tened cuidado al hacer esto porque podemos incurrir en el error de hacer demasiada presión en el centro, lo que nos deformaría el dibujo, además de hacerlo más difícil de despegar.
Os recuerdo que lo ideal es planchar con pasadas continuadas y sin presionar los hamas. Ahora más que nunca tenemos que tener paciencia.

En el caso de que nuestro hama tenga más placas aparte de las que estamos planchando (es decir, más grande que un hama de 4x4 placas), hay que tener especial cuidado con el borde que tenemos en la "zona de enganche" ya que ése va a sufrir posteriormente un nuevo planchado y nos va a servir de guía para continuar la composición.

Por lo tanto este borde debe de estar planchado lo justo y necesario para que no se despegue del resto, deformándolo lo menos posible. Si se os va la mano y este borde queda muy aplanado, no podréis continuar el dibujo como explico en el siguiente apartado. Si no hay forma de solucionarlo, no os tiréis de los pelos ni nada por el estilo: tiene solución. Al final de todo os he puesto una lista de problemas más normales y sus soluciones.

En ambos casos es sumamente importante que, una vez planchado el hama bead, le pongamos un peso encima y no lo quitemos de las placas hasta que se enfríe completamente, ya que, en el caso de ser una composición más grande necesitamos que vuelvan a encajar para poder continuar, así pues, tras plancharlo, hay que darle al menos unos 15 minutos debajo de algo de peso y sobre la placa y en el caso de ser una composición cerrada el peso puede hacer que se deforme y mucho, así que, habrá que tener paciencia.

Si vuestro hama bead es de menos de 4x4 aquí hemos terminado, si es más grande, os acompaño un poco más.

Elaboración de el resto de piezas

Cuando esté nuestra pieza fría y no corra el riesgo de deformarse, pasamos a la siguiente fase. Colocamos el borde de la pieza planchada y lo encajamos sobre la placa a unas 4 ó 5 hileras del borde. Como lo hemos dejado enfriar sobre la placa, esto no tiene que suponer ningún problema y el sistema a seguir es exactamente el mismo.

Continuamos colocando hamas hasta llenar otras dos placas y tener lista una nueva, tras lo cual, volvemos a planchar, pero cuidado, en esta ocasión tenemos importantes diferencias.

Planchado 2

Aunque pueda parecer que vamos a hacer lo mismo, no es así. En gran parte de la composición puede que sí, pero hay una parte que será más sensible y ésa es, precisamente, la de la zona de enganche que, en esta ocasión se convierte en zona de doble planchado.


Como podéis ver en la imagen es Trunks el que vamos a planchar mientras que Gokuh ya lo estaba de antes.

La parte importante de estos segundos planchados es que tenemos que intentar que la zona de doble planchado no sea identificable una vez enfriado el hama bead. Esto lo conseguimos si en el planchado 1 hemos dejado la zona de enganche muy poco deformada y tratándola ahora como cualquier otra zona.

También es importante que no planchemos de nuevo sobre la zona que ya estaba previamente planchada porque al no estar sobre la placa completamente, la podemos deformar, y mucho. Y esto sí que no tiene arreglo.

Por el resto, lo de siempre, planchado sin presionar y moviéndolo continuamente. Y, por supuesto, de la misma forma que antes, dejaremos el hama bead con un peso encima hasta que se enfría sin quitarlo de las placas.

Finalización

Estos pasos los repetimos una y otra vez hasta que hayamos completado el diseño completo. Hay que tener bastante paciencia porque nos va a llevar tiempo, seguramente más de un día, pero los resultados hablan por sí mismos, ¿no creéis?




Problemas habituales

1. Las placas se separan o están combadas

Es muy normal que, por el calor las placas acaben quedando combadas lo que hace bastante difícil que, mientras las estamos planchando, encajen bien.
No recomiendo que uséis estas placas en un hama bead 4x4 ya que cuando la intentéis planchar se separarán hagáis lo que hagáis, y además, os pueden hacer saltar los hama beads si intentáis aplanarlas.
Si no tenéis más placas haced la composición de 2 en 2, y os ahorraréis todos estos problemas.

2. El papel de planchado no cubre lo suficiente

Puede parecer absurdo, pero es verdad. Si nuestra composición es demasiado grande, podemos hacer que no entre en el papel de planchado. Si esto ocurre no os recomiendo que pongáis un papel a continuación, ya que la parte en la que ambos papeles se superponene rara vez queda bien, y encima las primeras veces os moverá los hamas de sitio. Reducid el tamaño de la zona de planchado es lo mejor.

3. No se terminan de fundir los hama beads en el centro

Paciencia, paciencia y más paciencia y sobre todo, ni aprietes ni te olvides que los bordes serán los que sufran más calor. Puedes probar o bien con planchas más pequeñas que se centren en una zona o, como he dicho antes, con la punta de la plancha pero siempre sin apretar.

4. Se han fundido demasiado los bordes de la zona de enganche y no consigo encajarlo 

Lo primero que hay que hacer es desechar la última fila de la zona de enganche. Para ello usaremos las tijeras, simple y llanamente. Intentad que no os queden picos sueltos porque entonces se notará y mucho.
Una vez hecho esto, continuad el proceso normal hasta el momento del planchado.

La zona de doble planchado es ahora más sensible ya que está muy modificada, aquí tendréis que ejercer un poco de más presión a la hora de planchar en contra de todas las indicaciones que siempre os digo, por eso es una operación delicada, pero es mejor que quede un poco deformado o que se note un poco a desperdiciar cientos de hama beads.
Por cierto, en el hama bead de dragon ball me pasó eso. ¿Identificáis qué zona es?

5. Se ha movido la placa mientras planchaba sin darme cuenta y ahora los hama beads de las zonas entre placas están deformados y separados

Esto es casi insalvable, solo se puede solucionar dándole calor y devolviéndoles la forma antigua, pero ya os digo que o sois expertos en el fundido de plástico o no os va a salir. A mi nunca me ha salido.
La única solución viable para este problema es cortar esta zona con tijeras y plancharlo de nuevo, pero ya sabéis lo que puede pasar. Sopesad cuál es la mejor opción, si dejarlo como está o intentar arreglarlo con sus riesgos.

Si tenéis cualquier duda acerca del planchado de este tipo de hama beads, no dudéis en decírmelo por twitter, facebook o por aquí mismo.


No hay comentarios: